La Policía Local interviene en 2 fiestas privadas e interpuso más de 50 denuncias

Escrito el 04/11/2020
Ayto. San Martín de la Vega


Durante el pasado puente de “Todos los Santos”, la Policía Local ha continuado con el dispositivo especial de vigilancia y control del cumplimiento de las medidas preventivas establecidas por las autoridades sanitarias para evitar el contagio de COVID-19 puesto en marcha desde el mes de junio, y que en esta ocasión obtuvo como resultado la intervención en dos fiestas privadas y más de 50 denuncias por el incumplimiento del uso obligatorio de mascarilla tanto en la vía pública como en interior de locales, incumplimiento del “toque de queda” o por actos vandálicos contra fachadas particulares.

De esta forma, “durante los pasados días, los agentes de la Policía Local han realizado inspecciones a locales, especialmente establecimientos hosteleros y de juegos de azar, para comprobar el cumplimiento de las medidas de prevención obligatorias, como el uso de mascarilla, dado que son los lugares donde hemos observado que más aglomeración de personas existe”, ha explicado el concejal de Seguridad Ciudadana, Sergio Neira, quien ha añadido que “en algunos casos, también se observó el incumplimiento de la prohibición de fumar en el interior de estos establecimientos”.

Así, se interpusieron 12 denuncias por incumplimiento del uso obligatorio de mascarillas en interior de locales y 21 en vía pública, 8 denuncias por incumplimiento del “toque de queda” a partir de las 00:00 horas en la vía pública, 3 denuncias por fumar en interior de establecimientos, además de la intervención en dos fiestas privadas en las que “se superaba el número máximo de personas permitidas y en las que no se usaban ni mascarillas ni otras medidas frente al COVID-19”, ha indicado el concejal. Desde el Ayuntamiento han informado que desde el fin del estado de alarma, se han interpuesto más de 300 denuncias por el incumplimiento del uso obligatorio de la mascarilla.

Igualmente, durante las tardes de los días 31 de octubre y 1 de noviembre se interpusieron denuncias a 8 personas por el “lanzamiento de huevos” a las fachadas de viviendas particulares, considerado como acto vandálico por la Ordenanza de Convivencia Ciudadana y en la actualidad se está investigando la autoría de otros actos vandálicos contra varias fuentes ornamentales.